Blog

¿Desde dónde eliges vivir?

¡Hola! Aquí estoy de nuevo, encantadísima de retomar la rutina del mes de septiembre. Los que me conocéis, ya sabéis que septiembre es mi mes favorito por la sensación de estrenar, de arrancar un nuevo curso con todo lo que ello implica: nuevos compañeros, profes, experiencias, actividades, un sinfín de aprendizajes, sensaciones, olores, su luz, temperatura,… En este año 2018 vuelvo de nuevo con la alegría de la vuelta al cole, pilas recargadas y ganas de comerme el mundo y de contagiaros, si me lo permitís, con nuevos proyectos, sueños y sobre todo, de vivir confiando en la Vida.

Este curso, vamos a continuar aprendiendo acerca de las emociones.

En los talleres del curso pasado aprendimos a través de las adivinanzas qué nos revelaba cada emoción y cómo poder convertir nuestras emociones, incluso aquellas desagradables de sentir, en nuestras mejores aliadas para nuestro crecimiento y desarrollo personal. También nos adentramos en nuestro subconsciente y le dimos luz al comprender cómo nuestras creencias, necesidades, valores, reglas dirigían nuestra mirada y esto, influía inevitablemente en cómo nos sentíamos. Fue sin duda una revolución descubrirnos,  sorprendernos y “darnos cuenta”.

En esta ocasión, dada la fantástica respuesta, me gustaría invitarte a subir un peldaño más. Se trata de conocer los niveles de crecimiento emocional, saber dónde estás tú y dónde están los demás. De esta manera, podrás conocer tu punto de partida y a dónde quieres llegar así como comprender desde el corazón a las personas que nos rodean respetando su propio ritmo evolutivo.

Hay 4 niveles de crecimiento emocional que explicaré muy brevemente a continuación. Nuestro objetivo en cada nivel será transformar los problemas en sueños y reenfocar hacia el siguiente nivel.

El nivel 1 se caracteriza principalmente por la necesidad de dominar y controlar a los demás. En este primer nivel, el sufrimiento es enorme y el desarrollo emocional el más bajo. Aquí solemos ver personas que no comulgan con las normas sociales, que presentan conductas delictivas, consumo de drogas,..

El nivel 2 no concede tanta importancia a dominar y controlar sino a ser el centro de atención pues de lo contrario interpreta que no es amado y sufre rechazo, se siente cuestionado/a, se enfada y sufre mucho. Las personas que se encuentran en este nivel se comportan de forma manipuladora y egoísta, tienden a compararse constantemente, con un sentimiento de rivalidad y celos muy pronunciado. Aquí encontramos personas que no saben formar parte de un grupo (equipo laboral, familia, amigos…) pues necesitan ser el centro.

El nivel 3 aparecen  valores como la compasión, devoción, generosidad, bondad,… Aquí la forma de obtener amor es dando-pero ojo- porque pueden caer en el intrusismo, dominación o incluso violencia en nombre del amor. Las características de este nivel son peticiones excesivas, críticas, culpa, desesperación, nerviosismo y desorganización, entre otras. En este nivel encontramos a personas con una falta de propósito en la vida. Se ocupan de la vida de los demás pero no gestionan la suya propia.

El nivel 4 se define por la toma de responsabilidad en la que uno asume las consecuencias de sus acciones al mismo tiempo que se comprende y perdona a sí mismo y a los demás.

A partir del nivel 4, volveríamos como una espiral al nivel 1, 2,3… pero de forma sana.

En la segunda vuelta del nivel 1 “dominar y controlar” ya no nos centramos en dominar la vida de los demás sino en tomar las riendas de nuestra propia vida, en la segunda vuelta del nivel 2 “ser amados” ya no sería como “centro de” sino como “parte de”, amar a los demás sana y conscientemente, … Y así, sucesivamente 🚀

La receta para ir alcanzando el siguiente nivel es la valentía, la honestidad y el amor propio. Comprender y aceptarnos tal y como somos: maravillosamente imperfectos así como también comprender y aceptar los asuntos que no son nuestros. Gestionar el enfado ante una injusticia por ejemplo y pasar a la acción desde la aceptación y serenidad es sin duda  mucho más efectivo para un rica lluvia de ideas con ingeniosas soluciones. A partir de aquí, cada día querer mejorar, sin auto exigencias ni perfeccionismos, con compasión y comprensión con nuestro propio proceso. Por supuesto, facilita enormemente la tarea mucha alegría, muy poco drama e infinito amor, amor incondicional. Se trata de avanzar, de crecer, de expandirse, de aprender a ser mejor personas y poder dar ejemplo a nuestros hijos/as…  Se trata de vivir con atención plena, en el aquí y ahora, con tranquilidad y confianza en la Vida.

Se trata de coger las riendas de tu vida, adueñarse de tus problemas, de crear, imaginar y soñar cómo mejorarla, darlo todo, el 100% sin miedos ni excusas ni aplazamientos. ¿Cómo? Ya lo sabes: con tu estado mental, con tu actitud.

Se trata en definitiva de pasar a la acción y sacar la mejor versión de tí. De eso, a mi parecer, va la vida, de ser feliz, de ser valiente, de cuidarnos, de disfrutar y también de poner nuestro granito de felicidad en las personas que nos rodean. También de confiar en que tal vez se contagien aquellos con poca claridad de los niveles más bajitos, aquellos que no se dejan ayudar y que por su miedo (orgullo, vergüenza, inseguridades…) se mantienen rígidos y prisioneros de sus viejas creencias y actitudes. ¿Por qué no?  Aún difícil, cualquier cosa puede suceder.

Recuerda que puedes conseguir aquello que te propongas si sacas a tu guerrera/o, diseñas correctamente tu plan de acción y te pones a ello con frecuencia e intensidad… Recuerda que donde va el enfoque va la energía. ¿Desde dónde quieres vivir este nuevo reto? Lo diré de otra manera para aquellos que trabajasteis conmigo el curso pasado: ¿Qué  triada eliges para esta nueva etapa de crecimiento?

Me encantará leerte acerca de los niveles de crecimiento emocional, tanto del tuyo propio como del manejo en  las relaciones interpersonales y la maestría que se necesita en muchas ocasiones.

En cada momento, te garantizo que está todo bien porque cada persona actúa lo mejor que sabe y puede según su nivel de conciencia. Se trata de elegir  ir “en automático”, refugiarse en el hacer y sobrevivir anestesiado y secuestrado por el miedo o elegir el Amor, sentir, vivir con atención plena, con tus 5 sentidos, consciente y feliz. Un dato por si tienes la tentación de la primera opción: no te puedes anestesiar sólo una parte.

Si elegimos enfocar cada problema desde la curiosidad de comprender, desde el reto de cómo resolverlo, desde la gratitud porque es una oportunidad para mejorar y crecer y estamos conectados, escuchamos a nuestro cuerpo, a nuestras emociones todo va a seguir bien porque todo encajará y sentiremos la certeza de cómo actuar.  A partir de aquí, cada vez será más fácil y más divertido diseñar nuestra mejor estrategia. ¿Nos ponemos manos a la obra?

Espero que te haya aportado valor, resultado útil y gustado 😊

Un cálido abrazo,

Raquel.

 

 

 

 

 

Blog

Decidir la buena vida

Nuestra calidad de vida depende de nuestras decisiones, y nuestras decisiones son todas emocionales. Es por ello importante la gestión de nuestras emociones ya que influirán en nuestras decisiones y calidad de vida.  Las emociones son todas necesarias y útiles -especialmente aquellas desagradables de sentir- porque nos traen una información valiosísima y podemos convertirlas en nuestras mejores aliadas para nuestro crecimiento y desarrollo personal.

El ampliar nuestra mirada y descubrir alternativas mucho más frescas y saludables, nos facilitará pensamientos positivos y estados emocionales desde donde continuar avanzando.  Dependiendo de nuestro enfoque, dependiendo de en qué fijemos nuestra mirada y del significado que le demos, vamos a desencadenar una secuencia de pensamientos y emociones que nos harán actuar de una u otra manera.

En esta ocasión, me gustaría invitaros a bucear en el inconsciente… Se trata ni más ni menos que de darle luz a la caja negra 🙃

Esta parte sumergida dirige también nuestro enfoque de forma automática sin que nosotros nos demos apenas cuenta  la mayoría de las veces. La caja negra contiene nuestros valores y reglas, creencias, necesidades y la actitud con la que solemos actuar. Es apasionante y sorprendente cuando nos descubrimos y tomamos conciencia. Os pondré algunos ejemplos y también un valioso ejercicio para que lo realicéis tranquilamente desde vuestros hogares cuando os sintáis inspirados.

Tuve una compañera de trabajo que tenía la creencia que ella no podía sacarse el carnet de conducir porque en su casa desde “toda la vida” había escuchado que eso era cosa de hombres. Aunque a lo largo de su vida había tenido oportunidad de conocer mujeres que conducían, no se había replanteado que tal vez esa creencia limitante no era real. Ella se la había tragado sin más. Desde fuera podía parecer fácil y obvio pero para nuestra querida protagonista desmontar dicha creencia y darse cuenta fue acompañado  en primer lugar de asombro, duda y confusión (lo estábamos consiguiendo) y después  un maravilloso “uauuuuuu” liberador ✌. Así que, manos a la obra, pasamos a la acción!!  Con sus casi 60 años mi compañera se apuntó a sus clases de autoescuela con una ilusión que, según ella y sus propias palabras, no experimentaba desde “chiquilla”.

Todos tenemos creencias limitantes que nos hemos tragado sin más y las seguimos manteniendo porque forman parte de nuestra zona de confort o porque ni siquiera imaginamos o nos planteamos que fuera de otra manera: que si “yo no tengo oído para la música”, que si “yo soy torpe para los deportes”, que si “yo no tengo coordinación y bailo con 2 pies izquierdos”, que si “yo soy malísimo para las matemáticas”… y un largo etc… y nos lo hemos creído!!!  Lo malo no es que un profe o padre, tío, crean o piensen de tí esto o aquello, la verdadera putada es que nosotros les compremos la moto y nos lo creamos.

En la mayoría de ocasiones, los sucesos son neutros y somos nosotros los que con nuestros valores, reglas, necesidades, creencias,… interpretamos esa situación o comentario dándole énfasis en algún detalle, obviando otros… En resumidas cuentas, cada persona con su “mochila” da una interpretación diferente ante una misma situación. Desde enfadarse al sentirse ofendido hasta desternillarse de la risa, y esto irá influido por su mapa mental.

Lo importante -desde mi humilde punto de vista- es hacer consciente todo este proceso, darnos cuenta de qué sentimos y por qué. En muchas ocasiones discutimos (pareja, trabajo) no por lo que ha sucedido en el “aquí y ahora” sino porque la situación nos ha hecho conectar con algo que ocurrió en el pasado. El darle luz a la caja negra es la clave para nuestro autoconocimiento, crecimiento emocional y desarrollo personal. Es vital para relacionarnos con los demás de forma saludable, constructiva y enriquecedora. Cabe añadir también que nos aportará un soporte que nos facilitará la comunicación asertiva, la empatía, la comprensión desde el corazón: el amor incondicional.

Ahora, sin más… os propongo el siguiente ejercicio. Se trata ni más ni menos que de una radiografía de valores y reglas. Por un lado, os invito a escribir un listado de 10 valores atrayentes ordenados. Al lado de dicha columna otro listado de 10 valores repelentes. El escribir y el poder visualizarlos en dos columnas, quizás os dé pistas de si se contradicen o se sabotean entre sí. Además, os animo para los 3 primeros valores de cada columna a que escribáis al lado sus correspondientes reglas. La regla responde a “¿Qué tiene que ocurrir para…”? Por ejemplo, si mi valor atrayente nº 1 es  el respeto, su regla sería: “¿Qué tiene que ocurrir para que yo me sienta respetada/o?” o si mi valor repelente nº 1 es la humillación, su regla sería: “¿Qué tiene que ocurrir para que yo me sienta humillada/o?”

Voy a estar -como siempre- encantada de leeros y feliz de aprender con vosotros.

Os doy una pista🧐 que seguro aportará mucho valor al ejercicio (ya me contaréis). El truco está en flexibilizar las reglas de tal modo que nuestros valores atrayentes sean muy fáciles de cumplirse y que los valores repelentes sean difíciles difíciles.

Los 5 primeros que me escribáis, tendréis de regalo🎁 una sesión de 30 min conmigo donde compartir vuestro ejercicio y ampliarlo, consultar dudas,…

También tengo preparado un obsequio 💌 para todo el que se anime a sacar su guerrero y se lance este verano a darse el chapuzón para descubrir el tesoro!  Se trata de una meditación guiada que enviaré a todo aquel que me escriba compartiendo su radiografía de valores además de una devolución que seguro será muy enriquecedora.

Que creéis un día maravilloso, bienvenido el veranito🏖

Con todo mi ❤, este chapuzón refrescante!!🐳 💦 Ánimo guerreros!!💪💪💪

Raquel.

 

 

Blog

Sueña bonito, CreaTuVida

Me gustaría invitarte, si te parece, a que realices un plan de acción. Se trata de que te hagas las siguientes preguntas:

Para conseguir los mejores resultados, el objetivo tiene que ser SMART: eSpecífico, Medible, Alcanzable, Realista y con un Tiempo predeterminado. Así podremos saber con claridad el punto de partida y comprobar pasado el tiempo que lo hemos logrado.

Te recomiendo que escribas el propósito así como 2 o 3 acciones que vas a llevar a cabo durante las siguientes semanas y lo pongas a la vista (en la nevera, por ejemplo).

Me encantará leerte si te apetece compartir o sencillamente contarme cómo lo llevas o si tienes alguna duda a la hora de redactar alguno de tus objetivos para que sean SMART.

A los 10 primeros que me escribáis tengo preparado un obsequio. Se trata de una práctica Mindfulness para la vida cotidiana. Te asombrará cómo con unas acciones muy muy sencillas impregnarás tu día a día con una nueva actitud y experiencia.

Aquí te muestro un ejemplo:

Objetivo Propósito Acciones
Perder 5 kgs en 1mes Sentirme a gusto y en forma.

Rescatar ropa del armario y verme favorecida y cómoda.

1)      Realizar actividades divertidas que me gusten que favorezcan mi bienestar (2 horas por semana).

2)      Aprender a gestionar emociones desagradables de sentir.

3)      Introducir hábitos saludables: escaleras en vez del ascensor,…

Es muy importante tu compromiso ya que la motivación variará pero el compromiso se mantendrá firme.

Te presento algunas sugerencias que te ayudarán a sacar tu mejor versión y mantener una actitud proactiva:

  • Nos enfocaremos en nuestro propósito y no en lo que  tengo que dejar de hacer. Pondremos nuestra energía en lo que queremos.
  • No mezclar los tiempos: pasado, presente y futuro.

El futuro lo usaremos tan sólo para visualizar nuestro objetivo o meta y conectar con nuestro propósito.

El pasado lo usaremos tan sólo para extraer el aprendizaje pero no nos detendremos en experimentar ni en estar recordando…

Nos vamos a centrar en el PRESENTE, dándole fuerza e intensidad al aquí y ahora, tomando conciencia desde dónde queremos vivir este nuevo Reto (nuestro propósito formará parte de nuestro presente: ya estamos en él. Hay que mejorar, crecer, seguir avanzando… pero ya estamos en él) Recuerda que es en el presente donde experimentamos, sentimos, decidimos, actuamos, aprendemos, avanzamos, sentimos, amamos, compartimos,… en definitiva: VIVIMOS.

  • Si notas que vas a romper tu compromiso, que te sientes debilitado, desmotivada, POR FAVOR, date un respiro, un STOP! Te invito, si te parece bien, a que bebas un vaso de agua, te sientes en posición cómoda, con la espalda recta, respires 1 o 2 veces profundamente y, con los ojos cerrados, te escuches y percibas cómo te encuentras… A continuación, te propongo que le pongas nombre a ese estado: enfado, tristeza, cansancio,… y que tires del hilo: ¿Cuándo fue la primera vez que te sentiste así? Todo está bien, se trata sencillamente de respirar, tomar conciencia y comprender para no actuar hoy en automático de forma impulsiva. Me gusta poner el ejemplo del muelle. Se trata de estirarlo. Éste volverá a su sitio pero nosotros volveremos a estirarlo una y otra vez y otra… Hasta que  ya no vuelva a su sitio y rompamos con el viejo hábito. Para crear un hábito nuevo el secreto no es más que la repetición. Contamos con que habrá ocasiones que salga la vieja triada, es posible, pero forma parte del camino! Para los 5 primeros, os ofrezco una sesión de 30 min totalmente gratuita y sin compromiso para indagar acerca de ello. Te reto a diseñar y llevar a cabo tu propio plan de acción y mantenerlo durante 21 días (tiempo necesario para crear un nuevo hábito)

Reducir o eliminar algún hábito no saludable, superar con éxito una entrevista laboral, mejorar tus relaciones afectivas, habilidades interpersonales de comunicación,… No dudes que puedes conseguir lo que te propongas!!

Hay una cosa que no te he revelado aún…

Vas a estar concentrado persiguiendo tu objetivo, haciendo músculo, dándole fuerza e intensidad al nuevo estilo de vida que tú has elegido y que te va a encantar…

Mientras, sin ser consciente de ello, te aguarda una sorpresa… Te darás cuenta de repente. Sí, de repente un día cuando menos te lo esperes te descubrirás. Te sentirás muy bien, indagarás, sonreirás y celebrarás que tras haber “mandado a la porra” viejas creencias limitantes… Te sentirás ligera, te habrás liberado y  conquistado tu corazón.

Libertad porque las cosas no te pasan sin más, tú haces que te pasen.

Libertad porque te adueñas de las situaciones y te responsabilizas de tus decisiones.

Libertad porque confías en ti y te sientes fuerte!  Una sinvergüenza 😋 vaya!

Libertad porque te aceptas y te atreves a exponerte porque sabes que ello implica crecimiento y aprendizajes…

De repente, así es como suceden las cosas importantes, esas que te cambian la vida. De repente, todo se vuelve fácil. De repente, te sientes conectado e inspirado para cultivar nuevos retos.

Curso-taller

“Consciente y feliz para cuidar a nuestros hijos/as como merecen”

¿Te gustaría sacar a la luz todo tu potencial para convertirte en la madre o padre que siempre soñaste?

¿Te gustaría vivir presente con tus 5 sentidos, feliz con la vida que tú estás creando?

¿Y si te dijera que todo eso y mucho más…   SÍ es posible y lo tienes a tu alcance?

En este taller te ofrezco la llave maestra 🔑  con las tres claves para empezar a lograrlo:

  • Conectar con tu vulnerabilidad: con tu niñ@ interior y darte cuenta de cómo influye en el Aquí y  en el Ahora.
  • Comprender desde el corazón las verdaderas necesidades infantiles para saber acompañar y guiar a nuestros hijos/as.
  • Gestionar tus emociones gracias a herramientas sencillas y clarificadoras.

En definitiva, se trata de darle luz a la caja negra, hacer visible lo invisible y tomar conciencia de nuestro mapa mental que dirige nuestro enfoque y manera de ver el mundo que nos rodea: tomar las riendas de tu vida!!

Este pack incluye el vídeo-taller : “Consciente y feliz para cuidar a nuestros hijos/as como merecen”. (75 min de duración)

 Además, 🎁 regalo de 1 meditación guiada

Y, sólo para los 10 primeros: 1 sesión individualizada de 30 min. (Online).

Todo ello por sólo  9 euros!!!

Aprovecha esta oportunidad y empieza  hoy mismo desde la consciencia y la felicidad a cuidar a tus hijos/as como se merecen✨

 

Inmaculada Buitrago Navarro, coach de crianza (44 años)

Sobre el taller “Consciente y feliz para cuidar a nuestros hijos/as como merecen“:

Este Taller me ha llegado al corazón. Me ha servido para conectar con mi niña interior, para acercarme desde el amor a mis necesidades emocionales y a las de mi hija. Gracias por tanta sensibilidad. Un taller sencillo, práctico y fácil de seguir por la estructura, el tono y los ejemplos. Gracias, gracias, gracias por tu buen hacer Raquel.

Carmen Pellicer de Carlí, coach consciente y mindfulness con niños/as TDAH (57 años)

Sobre el taller “Consciente y feliz para cuidar a nuestros hijos/as como merecen“:

Tengo 57 años y soy madre de 4 hijos que pasan ya de los 20. Ojalá en su momento hubiera tenido la info que Raquel nos comparte en este taller!

Claro, profundo y muy profesional, como todo lo que Raquel hace.Si eres madre de pequeños… ¡No lo dudes! Esta información dará calidad a tu relación contigo misma, con tus peques y pareja.

Puede ser el principio de una hermosa aventura.

Blog

Cuídate y cubre tus necesidades❤

Hola a todas/os

Me gustaría invitaros con este precioso cuento de Anna Llenas a que tomemos conciencia de los ” tapones” que usamos para tapar ese vacío que todos/as hemos sentido en alguna etapa de nuestra vida…

Se trata también de cómo cubrimos nuestras necesidades de amor y conexión,  variedad,  importancia,  crecimiento,  contribución…  Las necesidades son TODAS legítimas y varían de una persona a otra en su orden pero todas las personas las tenemos y es necesario y saludable el satisfacerlas.

El truco no es ni más ni menos que usar el tapón adecuado.  Para ello,  os invito a que os realicéis las siguientes 3 preguntas: ¿Es bueno para mí? ¿Es bueno para los demás?  ¿Es sostenible en el tiempo?