Blog

Autocuidado y respeto mútuo

Quiero escribir en esta ocasión acerca del autocuidado, cómo influye en nuestras vidas y en la de los que nos rodean.

Aunque aquí hablo desde mi experiencia particular y me dirijo principalmente a otros pa-madres, verás que las herramientas que ofrezco podrás extrapolarlas fácilmente a otras áreas y ámbitos (pareja, laboral,…) que no estrictamente la crianza. 

El amor empieza por uno mismo, por el amor propio. La imagen de sacrificarse por los demás no funciona sencillamente porque no se puede dar lo que no se tiene.  Por ello, bajo mi humilde punto de vista, el estar nosotros tranquilos, confiados, ilusionados y felices es la mejor manera de conseguir cuidar a los demás de forma sana (bueno para mí, bueno para los demás y sostenible en el tiempo) sin esperar nada a cambio. Ver entrada del blog sobre las necesidades

Además, sabemos que los niños aprenden principalmente por imitación de lo que hacemos los adultos -no de lo que les decimos-, somos sus modelos. Es por ello también, que tenemos la responsabilidad de respetarnos, de querernos bien, en definitiva de cuidarnos física y emocionalmente porque así, con nuestro ejemplo, es como ellos aprenderán  principalmente a ser, estar y relacionarse. 

 Y esto del autocuidado que pinta tan bien,  ¿cómo se consigue?

Pues ni más ni menos que conociéndonos en profundidad, estando atentos a nuestro diálogo interno y sabiendo gestionar nuestras emociones. Ver enlace regalo taller emociones.

Me gustaría invitarte, si te parece bien, a meditar y visualizar cómo te sentirías al cabo de tan sólo unas semanas si desde YA empezaras a tratarte como mínimo igual que tratas a un invitado, a tu jefe, a tu vecino o incluso  a cualquier desconocido que te aborda por la calle para preguntarte una dirección.

¿Cómo sería tu vida (la manera de verte, de ver a los demás, de relacionarte,…) si te hablaras bien, si fueras amable, comprensivo y respetuoso contigo mismo?

¿Qué pasaría si apagaras la voz crítica interior, ese juez interno que a veces no deja disfrutar de las cosas porque nunca están lo suficientemente perfectas para pasar a la acción? “Lo perfecto es enemigo de lo bueno”, Voltaire.

¿Qué aprenderían tus hijos si  te vieran por ejemplo, elegir bien a tus amigos, divertirte con tu pareja, disfrutar con tu trabajo, relajarte con tus aficiones, ilusionarte con una excursión o planeando un próximo viaje, dedicarte tiempo y cuidados sin prisas ni sintiéndote culpable, gustarte, vestirte guapa, bailar,..? Por favor, escribe tus propios ejemplos✍ Ver entrada del blog sobre plan de acción.

¿Qué recuerdo te gustaría que conservasen tus hijos de su infancia? 

¿Y de su relación contigo?   

¿Cómo te gustaría que te recordaran?

Te presento algunas de mis claves que seguro te puedan ayudar a tí también:

La bondad: amor y generosidad.

Si tenemos que ser comprensivos y amables con alguien es con nosotros mismos. El aceptarnos imperfectos, maravillosamente imperfectas es -desde mi experiencia- superpoderoso!!! Es desde ahí, desde donde podremos sacar nuestra mejor versión (que no perfecta) para nuestros seres más queridos.

 Se trata de darnos cuenta que la manera de conseguir los verdaderos cambios y el crecimiento y desarrollo personal no es luchando y peleando desde el resentimiento o enfado sino mediante el conocimiento, la comprensión y, finalmente, la aceptación. Esto, lo experimentaremos en un primer momento, como he mencionado más arriba con nosotros mismos y, a posteriori, lo aplicaremos con los demás (pareja, hijos,…).

No se me ocurre un mejor propósito en la vida: sacar nuestra mejor versión para ofrecerla a los que más queremos.


La firmeza 

Poner límites claros y firmes a pensamientos, creencias, hábitos y relaciones que nos dañen. 

El enfoque.
La no comunicación no existe como bien explica Paul Watzlawick en su “Teoría de la comunicación humana”. Toda conducta, incluida el no decir nada, nos está comunicando algo, verdad?
Se trata pues de lanzar una nueva mirada y ver qué hay detrás del comportamiento, cuál es su intención positiva (proteger, prevenir o servir para algo) y qué necesidad emocional quiere cubrir dicha conducta. Ver enlace

Si cambiamos nosotros, todo cambia. Como si fuéramos magos pero sin magia: con constancia, esfuerzo y repetición de lo que sí queremos.

Si a partir de ahora, cuando presenciemos un comportamiento “x” imitamos esta vez nosotros a los más pequeños (verdaderos maestros) y miramos dejando de lado el juzgar, el “ya me lo sé” y adoptamos actitudes como el asombro, la curiosidad y el afán e ilusión por investigar, averiguar y aprender por ejemplo, cuál es la intención positiva y qué necesidad cubre ¿Qué pasaría?

Y, por último, volvemos al principio,  explorar nuestro mundo emocional.

Para conseguir resultados y que éstos se mantengan en el tiempo hay que pasar a la acción.  No viene caído del cielo ni es arte de magia, sino de dedicar cada día un 1% que al cabo de 1 año de trabajo, dándole fuerza e intensidad a las nuevas emociones y  necesidades que sostienen nuestro objetivo, habremos conseguido 365%, o sea, habremos pegado un giro, un cambio realmente significativo!!!

Recuerda que las emociones son todas positivas y útiles.  Sobre todo, aquellas desagradables de sentir porque nos traen información valiosísima. Se trata de tirar del hilo, si te atreves a crecer.

Y, si flaqueas por el miedo, aburrimiento, pereza, ansiedad,… O te sientes desanimado porque no hay nada que rascar, no pasa nada: está todo bien porque eso también es parte del proceso. Recuerda tu propósito y tu compromiso💚💜🧡

Espero te haya aportado valor y  gustado 😊💪

Anímate a aprovechar ejercicios y propuestas de otras entradas del blog. Te propongo además que ordenes las 6 necesidades humanas, reflexiones sobre cómo cubres cada una de ellas, es decir, qué “tapones” usas. 

Me encantará leerte! Agradecida de tu confianza, te enviaré por mail claves para tu caso particular que seguro te ayudarán.

A los 5 primeros que me escribáis con alguno de los ejercicios propuestos, tendréis una sesión 30 min online (skype)🎁 

Un abrazo desde el corazón,
Feliz crianza, que creéis un bonito día!

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *