Psicología Raquel Parra

[wp_megamenu menu="8"]

Esfuerzo

Hay una palabra que aparece de forma recurrente en mi vida: esfuerzo.

¡Me gusta!

1.Porque la verdad es que no siempre fue fácil.

2. Y porque significa que si tú quieres, también puedes aproximarte a alcanzar tus sueños.

Frases como “querer es poder” no sólo son falsas e injustas sino que además pueden producir mucho dolor.

En mi caso, he logrado muchas cosas que jamás me hubiera imaginado, otras sigo pico y pala…

Y, la verdad es que aprendes a vivir con esos pequeños flecos porque la vida es maravillosamente imperfecta.

En los útlimos años de mi vida…

  • He creado mi propia familia, la mayor satisfacción.
  • He aprendido a  establecer límites con firmeza y confianza, fruto de mi autocuidado.
  • Cultivo relaciones nutritivas y enriquecedoras -colegas, amistades, clientas o alumnas con alegría de vivir.
  • Me esfuerzo cada día por sacar adelante mi proyecto profesional.

Convertirte en dueña de tu pequeño negocio y definir tu marco de trabajo es fascinante.

Uno de los valores de marca de mi empresa es que contribuye – desde la responsabilidad social–  poniendo su pequeño granito de arena, especialmente en esta crisis.

Ayudo a las personas a que conecten con sus propios recursos para que solucionen los problemas de su vida actual.

Verano y no estoy de vacaciones, sino trabajando, investigando, estudiando y creando nuevos cursos, talleres,…

En septiembre si estás suscrita a mi área privada, serás la primera en conocerlos.

Ser mamá emprendedora es un esfuerzo, sobre todo los primeros años de crianza donde se entremezclan momentos íntimos, maravillosos e irrepetibles con tu propia realización vocacional.

Cuando mi yo del futuro eche la vista atrás sonreirá porque , sin duda, habrá merecido, la “alegría”.

Y recordaré emocionada con mucho cariño los cafés, las clases molonas, talleres creativos, entrevistas, proyectos, ilusiones y esfuerzos de una mamá sin tiempo luchando por un mundo un poco más justo.

¿Y tú? ¿Qué te contará tu yo del futuro?

Tel leo… 

Un abrazo,

Deja un comentario