Psicología Raquel Parra

Me gustaría invitarte, si te parece, a que realices un plan de acción. Se trata de que te hagas las siguientes preguntas:

Para conseguir los mejores resultados, el objetivo tiene que ser SMART: eSpecífico, Medible, Alcanzable, Realista y con un Tiempo predeterminado. Así podremos saber con claridad el punto de partida y comprobar pasado el tiempo que lo hemos logrado.

Te recomiendo que escribas el propósito así como 2 o 3 acciones que vas a llevar a cabo durante las siguientes semanas y lo pongas a la vista (en la nevera, por ejemplo).

Me encantará leerte si te apetece compartir o sencillamente contarme cómo lo llevas o si tienes alguna duda a la hora de redactar alguno de tus objetivos para que sean SMART.

A los 10 primeros que me escribáis tengo preparado un obsequio. Se trata de una práctica Mindfulness para la vida cotidiana. Te asombrará cómo con unas acciones muy muy sencillas impregnarás tu día a día con una nueva actitud y experiencia.

Aquí te muestro un ejemplo:

Objetivo Propósito Acciones
Perder 5 kgs en 1mes Sentirme a gusto y en forma.

Rescatar ropa del armario y verme favorecida y cómoda.

1)      Realizar actividades divertidas que me gusten que favorezcan mi bienestar (2 horas por semana).

2)      Aprender a gestionar emociones desagradables de sentir.

3)      Introducir hábitos saludables: escaleras en vez del ascensor,…

Es muy importante tu compromiso ya que la motivación variará pero el compromiso se mantendrá firme.

Te presento algunas sugerencias que te ayudarán a sacar tu mejor versión y mantener una actitud proactiva:

El futuro lo usaremos tan sólo para visualizar nuestro objetivo o meta y conectar con nuestro propósito.

El pasado lo usaremos tan sólo para extraer el aprendizaje pero no nos detendremos en experimentar ni en estar recordando…

Nos vamos a centrar en el PRESENTE, dándole fuerza e intensidad al aquí y ahora, tomando conciencia desde dónde queremos vivir este nuevo Reto (nuestro propósito formará parte de nuestro presente: ya estamos en él. Hay que mejorar, crecer, seguir avanzando… pero ya estamos en él) Recuerda que es en el presente donde experimentamos, sentimos, decidimos, actuamos, aprendemos, avanzamos, sentimos, amamos, compartimos,… en definitiva: VIVIMOS.

Reducir o eliminar algún hábito no saludable, superar con éxito una entrevista laboral, mejorar tus relaciones afectivas, habilidades interpersonales de comunicación,… No dudes que puedes conseguir lo que te propongas!!

Hay una cosa que no te he revelado aún…

Vas a estar concentrado persiguiendo tu objetivo, haciendo músculo, dándole fuerza e intensidad al nuevo estilo de vida que tú has elegido y que te va a encantar…

Mientras, sin ser consciente de ello, te aguarda una sorpresa… Te darás cuenta de repente. Sí, de repente un día cuando menos te lo esperes te descubrirás. Te sentirás muy bien, indagarás, sonreirás y celebrarás que tras haber “mandado a la porra” viejas creencias limitantes… Te sentirás ligera, te habrás liberado y  conquistado tu corazón.

Libertad porque las cosas no te pasan sin más, tú haces que te pasen.

Libertad porque te adueñas de las situaciones y te responsabilizas de tus decisiones.

Libertad porque confías en ti y te sientes fuerte!  Una sinvergüenza 😋 vaya!

Libertad porque te aceptas y te atreves a exponerte porque sabes que ello implica crecimiento y aprendizajes…

De repente, así es como suceden las cosas importantes, esas que te cambian la vida. De repente, todo se vuelve fácil. De repente, te sientes conectado e inspirado para cultivar nuevos retos.