Psicología Raquel Parra

[wp_megamenu menu="8"]

Tengo una propuesta para tí.

Se trata de un ejercicio para soñadoras.

Si eres de las que piensas que las cosas no vienen caídas del cielo, que hay que currárselo y ser persevarante, entonces, te interesa lo que te voy a contar.

Para conseguir los mejores resultados, el objetivo tiene que ser SMART: eSpecífico, Medible, Alcanzable, Realista y con un Tiempo predeterminado.

Así, podremos saber con claridad el punto de partida y comprobar que lo hemos logrado.

Te recomiendo que escribas tu propósito así como 2 o 3 acciones que vas a llevar a cabo durante las siguientes semanas y lo pongas a la vista (en la nevera, por ejemplo).

Me encantará leerte si te apetece compartir o sencillamente contarme cómo lo llevas o si tienes alguna duda a la hora de redactar alguno de tus objetivos para que sean SMART.

Aquí te muestro un ejemplo:

ObjetivoPropósitoAcciones
Perder 5 kgs en 1mes

Sentirme a gusto y en forma.

Rescatar ropa del armario y verme favorecida y cómoda.

1)      Realizar actividades divertidas que me gusten que favorezcan mi bienestar (2 horas por semana).

2)      Aprender a gestionar emociones desagradables de sentir.

3)      Introducir hábitos saludables: escaleras en vez del ascensor,…

Es muy importante tu compromiso ya que la motivación variará pero tu compromiso se mantendrá firme.

Te presento algunas sugerencias que te ayudarán a sacar tu mejor versión y mantener una actitud proactiva:

  • Nos enfocaremos en nuestro propósito y no en lo que  tengo que dejar de hacer. Pondremos nuestra energía en lo que queremos.
  • No mezclar los tiempos: pasado, presente y futuro.

El futuro lo usaremos tan sólo para visualizar nuestro objetivo o meta y conectar con nuestro propósito.

El pasado lo usaremos tan sólo para extraer el aprendizaje pero no nos detendremos en experimentar ni en estar recordando…

Nos vamos a centrar en el PRESENTE, dándole fuerza e intensidad al aquí y ahora, tomando conciencia desde dónde queremos vivir este nuevo Reto.

Nuestro propósito formará parte de nuestro presente: ya estamos en él. Hay que mejorar, crecer, seguir avanzando… pero ya estamos en él.

Recuerda que es en el presente donde experimentamos, sentimos, decidimos, actuamos, aprendemos, avanzamos, sentimos, amamos, compartimos,… en definitiva: VIVIMOS.

Si notas que vas a romper tu compromiso, que te sientes debilitada, desmotivada, POR FAVOR, date un respiro, un STOP!

Te invito, si te parece bien, a que bebas un vaso de agua, te sientes en posición cómoda, con la espalda recta, respires 1 o 2 veces profundamente y, con los ojos cerrados, te escuches y percibas cómo te encuentras…

A continuación, te propongo que le pongas nombre a ese estado: enfado, tristeza, cansancio,… y que tires del hilo: ¿Cuándo fue la primera vez que te sentiste así?

Todo está bien, se trata sencillamente de respirar, tomar conciencia y comprender para no actuar hoy en automático de forma impulsiva.

Me gusta poner el ejemplo del muelle. Se trata de estirarlo. Éste volverá a su sitio pero nosotros volveremos a estirarlo una y otra vez y otra… Hasta que  ya no vuelva a su sitio y rompamos con el viejo hábito.

Para crear un hábito nuevo el secreto no es más que la repetición. Contamos con que habrá ocasiones que salga la vieja manera, es posible, pero forma parte del camino!

Te reto a diseñar y llevar a cabo tu propio plan de acción y mantenerlo durante 21 días (tiempo necesario para crear un nuevo hábito)

Reducir o eliminar algún hábito no saludable, superar con éxito una entrevista laboral, mejorar tus relaciones afectivas, habilidades interpersonales de comunicación,…

No dudes que puedes conseguir lo que te propongas si has diseñado un plan adecuadamente.

Hay una cosa que no te he revelado aún…

Vas a estar concentrado persiguiendo tu objetivo, haciendo músculo, dándole fuerza e intensidad al nuevo estilo de vida que tú has elegido y que te va a encantar.

Mientras, sin ser consciente de ello, te aguarda una sorpresa.

Te darás cuenta de repente.

Sí,  un día cuando menos te lo esperes te descubrirás y te sentirás ligera, te habrás liberado de viejas creencias limitantes y  conquistado tu corazón.

Las cosas no te pasan sin más, tú haces que te pasen.

Te sentirás fuerte porque confiarás en tí,  te adueñarás de las situaciones y te responsabilizaras de tus decisiones.

Así es como suceden las cosas importantes, esas que te cambian la vida.

Todo se vuelve fácil porque estás alineada y porque has aprendido a observar los hechos tal cual y cómo se reflejan en tu cuerpo. 

Si eres de las que piensa que las cosas no vienen caídas del cielo…

¿Te atreves a salirte de tu zona de confort?

Voy a estar encantada de leerte y que me cuentes tu plan de acción.

Escríbeme porque regalo a los 5 primeras una sesión de 30 minutos para abordar aquello que te preocupa y te está restando salud y energía ahora.

Ir arriba