Testimonios

La vida es como un espejo, te sonríe si la miras sonriendo. Mahatma Gandhi.


Elián Gómez Belda, filóloga y docente (37 años)

Raquel es una gran profesional y además una persona excepcional, con muchos proyectos y una vitalidad desbordante. Es de esas personas que siempre suman, que aconsejan sin imponer, que ve el lado positivo de las cosas y que te ayuda a ver la vida como un viaje que hay que disfrutar día a día, a pesar de las vicisitudes o contratiempos.

Lo que mejor la define es su afán por ayudar a los demás, lo cual la distingue en sus charlas y en su trabajo; y sobre todo la pasión y corazón que pone en todo lo que hace, lo que la lleva a destacar infinitamente por encima del resto de profesionales que se dedican a lo mismo que ella.

Natalia Candela, psicóloga (40 años)

Raquel destaca en su labor de psicóloga, por el enorme entusiasmo e ilusión que transmite en cada proyecto personal que inicia, por una gran capacidad de comunicación y una percepción sensible y humana que le acerca a nuestro ser más auténtico y por una sólida y amplia formación y trayectoria, resultando la experiencia con ella a menudo reveladora, e incluso mágica.

Su gran poder es ella misma y su gran generosidad hacia los demás, definitivamente está en otro nivel de conciencia. Conecta con tu intimidad y la ilumina hasta que tu percepción del mundo cambia para siempre.

Judith Campello López, psicóloga perinatal e infantil (23 años)

Es indudable que además de contar con una larga trayectoria profesional y de formación, su positividad y su implicación en cada proyecto al que se enfrenta consiguen mostrarte un punto de vista diferente de las cosas. Escuchar hablar a Raquel es como una inyección de motivación: motivación por conocerse a uno mismo, por prestarse atención y respetarse y, de la misma forma, conocer, atender y respetar a los demás.

Le agradezco muchísimo a Raquel todo lo que pude aprender de ella, tanto en lo profesional como en lo personal, porque como ella dice, “es mucho más bonito trabajar con objetivos que con problemas”. Así que a todos los que estéis interesados en vivir la crianza como una experiencia que poder disfrutar y experimentar de la manera más bonita posible, os animo a que conozcáis a Raquel. Maravillosa por dentro y por fuera.

Carmen Pellicer de Carlí, coach consciente y mindfulness con niños/as TDAH (57 años)

Sobre el taller “Consciente y feliz para cuidar a nuestros hijos/as como merecen“:

Tengo 57 años y soy madre de 4 hijos que pasan ya de los 20. Ojalá en su momento hubiera tenido la info que Raquel nos comparte en este taller!

Claro, profundo y muy profesional, como todo lo que Raquel hace.Si eres madre de pequeños… ¡No lo dudes! Esta información dará calidad a tu relación contigo misma, con tus peques y pareja.

Puede ser el principio de una hermosa aventura.

Inmaculada Buitrago Navarro, coach de crianza (44 años)

Sobre el taller “Consciente y feliz para cuidar a nuestros hijos/as como merecen“:

Este Taller me ha llegado al corazón. Me ha servido para conectar con mi niña interior, para acercarme desde el amor a mis necesidades emocionales y a las de mi hija. Gracias por tanta sensibilidad. Un taller sencillo, práctico y fácil de seguir por la estructura, el tono y los ejemplos. Gracias, gracias, gracias por tu buen hacer Raquel.

Ricardo Ramos, educador (51 años)

Mi experiencia con su terapia es totalmente positiva.
En  momentos complicados de mi vida que me han tocando vivir, me ha dado  enfoques diferentes al que yo tenía que me han hecho ver el problema de una manera diferente , porque en muchas ocasiones nos metemos en nuestro mundo y sólo vemos el problema de una única forma y Raquel me ha enseñando que existen diferentes enfoques.
Siempre me ha animado a encontrar mi propia respuesta conectando con mis emociones, eso también me ha enseñado a relajarme.
La incorporación de las nuevas tecnologías también ayuda, porque hacer la terapia desde donde uno quiera ayuda a estar más cómodo, lejos de las consultas que siempre te ponen más nervioso y te encorsetan. Así puedes elegir el sitio, la ropa, el sillón y estar rodeado de tus cosas.

Aviso legal